DIETA DASH (Dietary Approaches to Stop Hipertensión)

Escrito por Lic. Florencia Fernandez Martínez Imprimir
01
Feb
2021

 image001

[ artículo supervisado por Dra. Susana Scarone ]

En la actualidad existen muchas dietas, las cuales son de conocimiento popular. Lo más importante antes de comenzar con una de ellas es corroborar que la fuente es fiable, y tener certeza de que la misma es la más apropiada para uno mismo. Por otro lado es aconsejable consultar con algún profesional, quien pueda ayudarnos no solo a buscar la mejor dieta, sino que también nos ayude a mantenerla en el tiempo, para poder ver resultados positivos a nuestros esfuerzos.

En este caso la Dieta DASH, es apropiada no solo para personas hipertensas sino que también para diabéticos y personas que quieran llevar un estilo de vida saludable, así mismo previene el desarrollo de hipertensión arterial en personas cuya presión arterial se encuentra en niveles normales.

La Dieta DASH surge a partir de dos estudios realizados en Estados Unidos, por National Institute of Helth, National Heart, Lung and Blood Institute, y National High Blood Pressure Education Program. Por otro lado la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial confirma que la dieta DASH asociada a una baja ingesta de sodio es beneficioso para disminuir la presión arterial.

Estudios demuestran que para disminuir las cifras de presión arterial a través de métodos no farmacológicos es necesario:

A partir de la Dieta DASH se busca aumentar el consumo de magnesio, potasio, calcio, fitoquímicos, proteínas y fibra. Por otro lado se logra disminuir el consumo de grasas saturadas, grasas trans, colesterol y azúcares refinados. Esto se logra aumentando el consumo de frutas y verduras, lácteos descremados, cereales integrales, productos de granos integrales, pescado, pollo y frutos secos.

Se recomienda consumir en el día:

 

Equivalencias:

Cereales: 1 porción = 1 rebanada de pan, ½ taza de cereal cocido, ó 6 galletas saladas

Vegetales: 1 porción = 1 taza de vegetales crudos ó ½ taza de vegetales cocidos

Frutas: 1 porción = 1 fruta fresca mediana ó ¼ taza de frutas secas

Lácteos: 1 porción = 1 taza de yogurt o leche ó 1 trozo de queso

Carnes: 1 porción = 1 bife mediano cocido.

Nueces, semillas: 1 porción = 1/3 taza de nueces, 2 cucharadas de semillas, ó ½ taza de frijoles secos cocidos

Aceites: 1 porción = 1 cucharada de aceite ó de mayonesa Light.

Es importante tener en cuenta que las porciones establecidas son en base de una dieta de 2000KCal, y es necesario consultar con un profesional para que determine las porciones necesarias para cada uno, contemplando cada caso particular.

Finalmente debemos ser conscientes que más allá de que los alimentos contienen sodio naturalmente, la principal fuente alimentaria, correspondiente del 70 al 80% del sodio consumido, es la añadida por la industria a los alimentos procesados. Los alimentos ricos en sodio cuyo consumo está desaconsejado para personas hipertensas son: fiambres y embutidos, panificados con sal, sancks, productos de copetín, quesos comunes o de untar, queso rallado, carnes y vegetales enlatados, platos preparados para rehidratar, caldos y sopas instantáneas, salsas tipo mayonesa, Ketchup, mostaza, salsa de soja, comidas congeladas, preelaboradas o prontas para el consumo, y la sal de mesa.

Por lo tanto es fundamental adoptar un estilo de vida saludable no solo personas hipertensas sino que también aquellas que presenten riesgo de desarrollar hipertensión arterial o con familiares hipertensos. En este caso la dieta DASH junto a otros cambios en el estilo de vida ya mencionados son adecuados para controlar o prevenir el desarrollo de hipertensión arterial.

 

Artículos consultados:

Última actualización el 01 de Febrero de 2021